4 de enero de 2010

Los caprichos de la vida

Volver. Volver de nuevo. Escribir desde el dolor, la decepción, el fracaso. Parece fácil. Conectar palabras mediante nexos, que salen de nuestra cabeza que bien podría parecer una maraña de zapatos viejos, rotos, descosidos, mojados... abandonados por el tiempo.

El tiempo que pasa, o más bien por el que pasamos. Sin que nos abandone esa sensación, ese sentimiento que se acomoda en nuestro interior, y aparece a su antojo sin dejarnos vivir en paz. Esa sensación que llegas a odiar con toda tu alma, sin comprender del todo por qué está ahí.

Volver a este lugar donde los recuerdos más hermosos son la historia pasada de lo que llegó a ser lo mejor de la vida. Y ahora, lo más doloroso. Parece mentira. Los caprichos de la vida.

1 comentario:

ines dijo...

Bienvenida!espero ke te kedes, más tiempo xD
y como caprixo te recomendaría algo comestible, pero sin abusar :P

besos!